All for Joomla All for Webmasters

Y Sereis Aborrecidos

 

          Inicio este tema basado en el Evangelio de san Mateo, Capitulo 10, versículo 11, a modo de guisa (a modo, de tal gusto), con el ánimo de emprender el conocimiento de una fase, de la cual muchos “verdaderos Siervos de Dios” están trabajando sin gozar de reflectores, mucho menos de contar por su parte de todos aquellos implementos materiales que les den un look de “grandeza”. Aclarando, que lamento decepcionar algunos de mis lectores. Pero, por esta ocasión, tomamos nuestro tema, partiendo del libro del Ecclesiastes 9:14 y 15, (manifestando a Ustedes, que en estos tiempos modernos, no hay pequeñas ciudades. Y cuanto más, grandes ciudades que no necesiten del Señor), que dice: “Una pequeña Ciudad, y pocos hombres en ella; y viene contra ella un rey, y cércala, y edifica contra ella grandes baluartes:” Por un momento y si no tienen inconveniente, por un instante. Si cerramos nuestros ojos materiales, y abrimos nuestros ojos del alma, nos podemos percatar que el TIEMPO DE LA GRACIA ESTA EN UN TRIS DE TERMINAR. ¡CRISTO VIENE!, “… Ciertamente, VENGO EN BREVE. AMEN, SEA ASÍ. VEN SEÑOR JESUS.” (Apocalipsis 22:20). –CONTINUO – con el comentario de Ecclesiastes: “Y HALLASE EN ELLA UN HOMBRE POBRE, SABIO, EL CUAL LIBRA LA CIUDAD CON SU SABIDURIA; Y NADIE SE ACORDABA DE AQUEL POBRE HOMBRE.”

Con ello rindo loor y gloria a Cristo, por aquellos adalides del evangelio que trabajan con amor profundo predicando el evangelio, y que, cotidianamente sufren el vituperio, el menosprecio y la degradación más abominable. Por parte, de la gente que aparenta ser algo, cuando realmente no es nada.     

Bien cabe, en este tema, tomar de primera mano. Lo que dijo Job, en el libro que lleva su nombre. Consideremos el Capítulo 42, Versículo 7. “POR TANTO ME ABORREZCO, (me odio, me aparto), Y ME ARREPIENTO En el polvo y en la ceniza.” Habiendo proclamado de una forma maravillosa “DE OIDAS TE HABIA; MAS AHORA MIS OJOS TE VEN.”

Al pasar del umbral de las pruebas más tremendas dentro del ministerio, esto trae aparejado un crecimiento espiritual inigualable. Es como “ser un pequeño” cubierto bajo el hálito de una protección portentosa, que en todo caso, definiríamos que vivimos “Bajo las alas del amor de Dios”. Estando bajo su protección  “Aunque (andemos) en valle de (sombras) de muerte no (temeremos) mal alguno, (porque Dios está con nosotros) su vara y su callado (nos infundirán aliento).” “Aderezara mesa delante de (nosotros) en presencia de (nuestros) angustiadores: (ungió nuestra) cabeza con aceite (nuestra) copa esta rebosando.” “Ciertamente EL BIEN Y LA MISERICORDIA (NOS) SEGUIRAN TODOS LOS DIAS DE (NUESTRA) VIDA: Y EN LA CASA DE JEHOVÁ (MORAREMOS) POR LARGOS DIAS.” Nota el agregado entre paréntesis es para comprensión de todos.

Ahora bien, el origen del concepto ABORRECER, que significa “odiar”, indudablemente que se usa especialmente para manifestar sentimientos maliciosos e injustificables hacia otros. Sea que sean contra inocentes como si se tratase de una animosidad mutuamente encontrada. Por tal motivo, analicemos el Texto que fue tomado para este tema: “Y SEREIS ABORRECIDOS DE TODOS POR MI NOMBRE; MAS EL QUE SOPORTARE HASTA EL FIN ESTE SERA SALVO.” Sirva de complemento ahora el mismo evangelio, según el Capítulo 24:10, que infiere: “Y MUCHOS ENTONCES SERAN ESCANDALIZADOS; Y SE ENTREGARAN UNOS A OTROS, Y UNOS A OTROS SE ABORRECERAN.” MÁS EL Espíritu De Dios nos guía a toda verdad y a toda justicia para actuar no como queremos, sino, como Dios quiere: Veamos lo que nos dice el Evangelio de San Lucas 6:22 y 27. “Bienaventurados (Debemos de gozarnos al sufrir la afrenta) seréis, cuando los hombres OS ABORRECIEREN, (naturalmente que el odio, el rencor, la envidia, el celo infundado se ha venido generando en el “supuesto hijo o siervo de Dios, de tal manera se da como lo precisan las siguientes palabras del texto) Y CUANDO OS APARTAREN DE SI, (El verdadero hijo de Dios y/o Siervo, por causas injustificadas se ve relegado marginado como una piltrafa) Y OS DENOSTAREN (Además, se ve injuriado, insultado y ofendido) Y DESECHAREN VUESTRO NOMBRE COMO MALO, POR EL HIJO DEL HOMBRE.” (Todo ello deviene con la ejecución de una sentencia; como fue el caso, de nuestro Señor Jesucristo, quien fue juzgado por el Sanedrín y el Gobierno Romano. Es penoso y desalentador el vivir estas circunstancias. Pero, el texto base dice claramente “El que soportare hasta el fin este Será Salvo”

Es reconfortante dilucidar a la Luz de la Palabra de Dios, cuando el mismo evangelio de San Lucas, nos da la pauta para actuar como conviene a Santos. “MAS A VOSOTROS LOS QUE OIS, DIGO: AMAD A VUESTROS ENEMIGOS, HACED BIEN A LOS QUE OS ABORRECEN.” A muchos nos parece difícil “Hacer el bien a aquellos que nos dañan”. Sin embargo la Biblia nos sigue guiando, veamos: Segunda Epístola de San Pablo a Timoteo, Capítulo 4, versículos 14 y 15. “ALEJANDRO EL CALDERERO ME HA CAUSADO MUCHOS MALES: EL SEÑOR LE PAGUE CONFORME A SUS HECHOS” “GUARDATE TU TAMBIEN DE EL; QUE EN GRANDE MANERA HA RESISTIDO A NUESTRA PALABRAS.” En tal sentido derivamos del evangelio de San Lucas cuyo capitulo y versículos están mencionados precedentemente, integrando los versículo 28 y 29, los cuales nos dan el remedio ante abruptas situaciones: “BENDECID A LOS QUE OS MALDICEN, Y ORAD POR LOS QUE OS CALUMNIAN.” “y al que te hiriere en la mejilla dale también la otra; y al que te quitare la capa, ni aun el sayo le defiendas.” Agreguemos a ello Romanos 12:17; 1ª. Tesalonicenses 5:15. “NO PAGUEIS A NADIE MAL POR MAL; PROCURAD LO BUENO DELANTE DE TODOS LOS HOMBRES.” “MIRAD QUE NINGUNO DE A OTRO MAL POR MAL; ANTES SEGUID LO BUENO SIEMPRE LOS UNOS PARA CON LOS OTROS, Y PARA CON TODOS.” Estas palabras son un bálsamo refrescante para nuestro corazón, cuando de verdad amamos Dios, no importa el sufrimiento, ni los denuestos, ni los menosprecios y rencores que emite el Diablo con el fin y propósito de destruir el verdadero ministerio de los verdaderos “hijos de Dios”.



Los malos elementos utilizan sus odios y rencores contraviniendo la Palabra del Señor, y Nuestro Señor Jesucristo nos da la evidencia de aquellos que creen estar en la Luz (como fue el caso del pueblo Judío, y ahora de los que se dicen ser Siervos y no lo son). Sin embargo, estos están en tinieblas y a   ellos (y también a nosotros claro) se aplica lo que dice el Evangelio de San Juan 7:7. “No puede el mundo aborreceros a vosotros; más a mi me aborrece, porque yo doy testimonio de él, que sus obras son malas.” En obvio de razones, reflexionemos que estas palabras las emitió Nuestro Señor Jesucristo, porque QUERIAN MATARLO. Vean cuidadosamente el contexto y versículos del capítulo en comento. No es irrazonable ver que muchas veces el ataque de nuestros enemigos personales, quieren matar nuestra fe, nuestro ministerio por causa de su actitud aborrecedora. El mismo evangelio de San Juan 15:18, infiere “SI EL MUNDO OS ABORRECE, SABED QUE A MI ME ABORRECIO ANTES QUE A VOSOTROS.” Y en sus efectos dice el Señor en 1ª de Juan 2:9 y 11. “EL QUE DICE QUE ESTA EN LUZ, Y ABORRECE A SU HERMANO, EL TAL AUN ESTA EN TINIEBLAS TODAVIA.” “MAS EL QUE ABORRECE A SU HERMANO, ESTA EN TINIEBLAS, Y ANDA EN TINIEBLAS, Y NO SABE A DONDE VA; PORQUE LAS TINIEBLAS LE HAN CEGADO LOS OJOS.” Se enriquece el tema cuando derivamos de la misma Carta en su Capítulo 3:13 y 15, lo siguiente: “HERMANOS MIOS, NO OS MARAVILLEIS SI EL MUNDO OS ABORRECE.” “CUALQUIERA QUE ABORRECE A SU HERMANO ES HOMICIDA; Y SABEIS QUE NINGUN HOMICIDA TIENE VIDA ETERNA PERMANECIENTE EN SI.”

Conclusión: estamos viviendo los últimos tiempos y la Biblia nos dice claramente  que: “…YA ESTA OBRANDO EL MISTERIO DE INIQUIDAD: SOLAMENTE ESPERA HASTA QUE SEA QUITADO DE EN MEDIO EL QUE AHORA IMPIDE.” Por ello, es menester que Ustedes y yo estemos velando porque la venida del Señor esta cerca. Y cuando Cristo venga el Espíritu Santo, dejará de ejercer sus funciones en la Iglesia del Señor. Que Dios los Bendiga abundantemente.

 

Josué González Pérez.